Cómo limpiar la campana extractora y sacar toda la grasa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Estos son los mejores trucos de limpieza para dejar como nueva la campana de tu cocina tanto por dentro como por fuera. ¡Elimina la suciedad al instante!

Si eres un lector asiduo a este blog y nuestras redes sociales, sabrás que siempre te recomendamos tener muy limpia la cocina: aquí es donde cocinas, conservas los alimentos y, a veces, comes. Por eso, esta rutina incluye limpiar la campana extractora es fundamental. Es uno de los electrodomésticos que más se utiliza y uno de los que más se ensucia. Y no sólo acumula grasa y puede desprender mal olor, sino que su limpieza determina directamente su buen funcionamiento.

Te recomendamos limpiar la campana después de cada uso y hacer una limpieza a fondo cada dos meses o según el uso que le des.

Cómo limpiar los filtros de la campana

Para limpiar los filtros de la campana extractora, primero debes desmontarlos. Si no sabes hacerlo, revisa el manual de tu campana o contacta al proveedor o tienda donde la compraste.

Puedes dejarlos remojando algunos minutos en una mezcla de agua caliente y unas gotas de desengrasante o bien ponerlos en el lavavajillas. Luego puedes usar un paño o un cepillo suave para remover manchas y grasa.

Cómo limpiar la campana

Limpiar la campana extractora por dentro

Para limpiar la campana por dentro, es importante retirar los filtros y rociar con algún producto indicado para desengrasar, y luego esperar que la suciedad se “ablande”. Ayúdate con una esponja.

En Cada Cosa En Su Lugar somos fans del bicarbonato de sodio porque es natural (aunque también se puede obtener de forma sintética). Si quieres limpiar tu campana con este producto, debes saber que es un proceso mucho más lento. Primero pon a hervir una o dos ollas llenas de agua y bicarbonato —dependiendo del tamaño de tu cocina—. Cuando el agua esté ebullición, enciende el extractor de la cocina. ¡El vapor hará su magia! Y te ayudará a disolver la grasa acumulada.

TIP: Haz este proceso durante una hora, pero siempre mantén agua en las ollas o de lo contrario se pueden quemar.

Luego retira las ollas y retira la grasa de la campana con un paño. Si ésta cae sobre la cocina, protégela con algún papel para evitar que se manchen.

Otra opción para acampas realmente sucias es hacer una mezcla con más bicarbonato y frotar con un cepillo o esponja.

Luego pasa un paño humedecido con vinagre blanco —otro de nuestros productos favoritos— para que la cocina quede 100% impecable.

Cómo limpiar la campana extractora de acero inoxidable por fuera

Para limpiar el extractor de la cocina por dentro, desconéctalo o corta la electricidad para evitar accidentes.

Si la campana es de acero inoxidable, usa un producto específico para su limpieza. Una vez que hayas rociado este producto, limpia con un paño en la misma dirección, para así evitar rayas. Ten cuidado con botones o pantallas —si es que tu campana tiene— y evita humedecerlos.

Cómo limpiar la campana

Recuerda limpiar la campana periódicamente y no dejar que se acumule la grasa.

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Sorpréndete cada semana con nuestros tips!

DESTACADO

Encuentra lo que andas buscando